Une barre pen

une barre pen

Hamza me indica que no hay pan para cenar. Le doy un euro y le digo que vaya él a comprar. Me dice que no, que solo no, que vaya yo con él. Yo le insisto;

– Pero si te sabes el camino a los chinos, te lo enseñó el otro día Nidia.

Pero su contestación es clara;

– No no, solo no

Supongo entonces que es por el idioma, solo habla palabras sueltas en castellano. Así que me animo, me pongo la chaqueta y nos vamos para los chinos.

Llegamos a la tienda y hay un hombre mayor en la entrada, le mira a Hamsa de arriba a bajo y nos dice;

– No iréis a robar, ¿no?

A mi me entra la risa, no se como reaccionar, no entiendo por qué nos hace ese comentario.

– No hombre, como vamos a robar a esta pobre gente

Entramos en la tienda y el matrimonio chino se queda completamente quieto. Hamsa se acerca al mostrado. El hombre le mira con terror, con cabreo… Hamsa señala el pan y dice;

– Une barre pen

La mujer china se queda completamente bloqueada, ella también habla y entiende mal el castellano. Y le contesta;

– ¡¿Qué quieres?!

– Une barre pen

– Pen – y señala al pan

– Pen, pen

La tensión es tal que entro yo;

– Está diciendo «una barra de pan» solo eso – Y señalo al pan

El hombre me mira y se relaja un poco. Como si en todo momento hubiese creído que todo lo que estaba pasando era un atraco.

Ahora entiendo por qué Hamsa no quería ir solo a por el pan. Que idiota soy.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s