«He adoptado un chino»

El otro día salía por televisión Jorge Sanz diciendo:

– He apadrinado-adoptado a un “chino”

Me parece relevante que cuando hablemos de perros, hagamos referencia a la raza. No es lo mismo “he adoptado a un chihuahua” que “he adoptado un rottweiler”, existe en la raza del perro un determinismo biológico, que determina su carácter, su tamaño… pero ¿existe un determinismo biológico en la infancia? ¿Nos dice algo del niño esa frase “he adoptado un chino”?

Es curioso escuchar a Jorge Sanz, como a otros famosos (Miguel Bosé), hablar o insinuar de sus problemas con las drogas, porque por el mismo motivo a muchas madres biológicas les han quitado la tutela de sus hijos. Se nos muestran o se nos insinúa, una vez más, un sistema de protección a la infancia que no quita y entrega tutelas en relación a problemas personales, familiares, estabilidad… sino por una capacidad económica y de influencia social.

Se nos muestra por TV gente rica y famosa que habla de adoptar niños como el que va al mercado y compra patatas. Sin embargo, no se nos muestra (y por consiguiente se nos oculta) la otra cara de la moneda; a la madre pobre que por la fuerza le separan de su hijo, de su hija.

Si el perro nace ya con un “determinismo biológico”, parece que en nuestra sociedad el individuo nace también ya, con un “determinismo económico”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s