Hijo de tod@s, hijo de nadie

hijo de todos
– ¡Despidete de tus padres y hermanos!
– No tengo – replicó Atreyu -. A mis padres los mató un búfalo, poco después de venir yo al mundo.
– ¿Y quién te crió?
– Todas las mujeres y todos los hombres juntos. Por eso me llaman Atreyu, que quiere decir “hijo de todos”.
 
“La Historia Interminable”.
 
Michael Ende, el autor de esta novela, hace una comparativa entre Atreyu y el otro niño que le lee; Bastián, el cual ha quedado huérfano de madre y siente que no le importa a nadie; ni profesores, ni vecinos, ni familiares, donde hasta el colegio se le presenta como cárcel insoportable… se siente “hijo de nadie”, todo lo contrario a Atreyu.
 
El autor hace así una comparativa entre la cultura primitiva y la moderna, esta última fría y desnaturalizada, donde la infancia no tiene cabida.
Anuncios

Agazapado

agazapado

El monstruo de Frankenstein se esconde de la sociedad en un cuchitril, desde donde por una rendija observa la vida de una familia feliz; el hogar, el amor, el afecto… Todo es nuevo para él, todo aquel amor, aquel hogar lo aprecia y lo desea y lo quiere para él.
Pero no puede ser. Es un monstruo.
Hay una escena exactamente igual a esta en la novela “Camina o Revienta”; el Lute, escondido, en “busca y captura”, perseguido, oculto en la noche, sobreviviendo como un animal, como una bestia… Observa en la oscuridad de la noche una casa, un hogar feliz, y se da cuenta del amor, el afecto, el cariño (emociones que a él se le niegan por ser un monstruo horrible y repugnante).
¿Quién sabe si los niños y chicos de la calle que viven en nuestro barrio no nos observan por la noche? Viendo ese mundo que se les niega. A través de la ventana, agazapados, escondidos, como ese monstruo deforme, feo, horrible de Frankenstein.

Autogestión

autogestion

Nos dicen que dar comida a los chicos que viven en la calle es caridad, asistencialismo, y que son ellos los que deben autogestionarse para no depender de nadie. Ni de los centros, ni de nosotras.

Aquí la gente parte del hecho que los niños y chicos de la calle no se autogestionan ¿Te imaginas vivir en la calle sin nada y no autogestionarse? ¿Cómo sobrevives?

Muchas veces los chicos han estado en pisos abandonados, se organizan para conseguir comida, ropa, colchones, mantas… y lo hacen en grupo. Sobrevivir solo en la calle es dificilísimo, en grupo es más fácil.

Es curioso, porque parece que a nuestra organización la llamamos “autogestión”, y a la suya “vandalismo, pandillas, bandas, maras…”

Respecto a la caridad y el asistencialismo; imagínate que estás dando de cenar a tu hijo de 11 años, y yo te digo que “eso es caridad, tu hijo se tiene que autogestionar”.

¿Por qué lo que es un derecho para nuestros hijos e hijas es caridad para los niños de la calle?

Diccionario técnico

diccionario-RAE-EFE-1024x463

Si la familia biológica no informa de la situación del niño es “obstrucción a la justicia”.

Si es el Sistema de Protección de Menores quien no informa es “Protección de Datos, protección del menor”.

Si el niño, niña acusa a su familia biológica, nos dicen; “los niños nunca mienten”.

Si acusa al centro de menores; “los niños siempre mienten”.

En la familia biológica se da el “desamparo”.

En la Institución el “desbordamiento, la avalancha, el efecto embudo…”

Si no hay amor en la familia biológica es “desprotección”.

Si no lo hay en la Institución es “distanciamiento psicológico óptimo del profesional”.

La familia biológica pega “palizas”.

La Institución hace “contenciones”.

La familia biológica “chantajea, coacciona”.

La Institución “pone límites”.

En la familia biológica el niño es “violentado”.

En la Institución el niño es “violento”.

 

Educación social y Universidad

entrevista

Claudia, una estudiante de Educación Social de la universidad Complutense de Madrid me ha hecho esta entrevista para un trabajo de clase (espero que no la suspendan jaja):

  1. ¿En qué fundación o asociaciones trabajas actualmente?

Hortaleza Boxing Crew

  1. ¿Qué es para ti la Educación Social?

Es la solución que ha encontrado la Institución al problema de que la policía no pueda traspasar el domicilio privado. Es una vía por la cual violar los Derechos Humanos de forma discreta y disimulada.

  1. ¿Por qué decidiste estudiar dicha carrera?

Porque me dijeron que lo que yo hacía (proyectos con la chavalada de mi barrio) era “educación social”. Y así fui víctima de una estafa. Porque lo que yo hacía y hago con la chavalada de mi barrio no tiene absolutamente nada que ver con lo que se enseña en “educación social”. Creía que aprendería pedagogía, psicología… y no fue así. Perdí tiempo y dinero.

  1. ¿Consideras que el grado de Educación Social tiene un reconocimiento por parte de las instituciones donde debe desarrollarse?

Totalmente, porque la carrera de “educación social” es una creación de la Institución y por lo tanto la va a reconocer. “Educación social” e Institución son lo mismo. No la reconocerán tanto las personas y organizaciones independientes a la Institución, y menos aún las que se dedican a denunciarla por violación de derechos humanos.

  1. ¿Recuerdas tu paso por la Universidad en dicho grado? ¿Crees que la formación en el grado de Educación Social recibida en la UCM (por ejemplo) es la adecuada para la realización nuestra futura profesión? ¿Quitarías o añadirías alguna asignatura?

Es que no existe la “educación social” en la Universidad. A lo que llama la Institución “educación social” es la escusa para el control social y la creación de puestos de trabajo en la industria de la pobreza y la miseria. La pobreza se rentabiliza económicamente, y se inventa una profesión que no existe (desde un punto de vista objetivo). La Institución es antipedagógica, su interés no es educar, es controlar, domesticar, dominar… pero no educar.

  1. Nosotras, estudiantes de esta carrera, creemos que hay optativas que deberían ser obligatorias, como a la inversa, ¿qué opinas acerca de ello?

Totalmente de acuerdo, las asignaturas optativas se tratan temas fundamentales, que deberían ser la columna vertebral de la carrera, su base; drogas, sexualidad, violencia, género, etc.

  1. ¿Crees que la docencia es la adecuada? (los profesores que ponen un power point y nos los leen, o las prácticas que no se asemejan a la realidad con la que vamos a trabajar)

Para trabajar en la Institución sí. Porque la Institución es eso, y ese es su fin. Para trabajar en la realidad, en la calle, en el conocimiento del otro, de la otra… NO.

Calle e Institución son dos realidades completamente contrapuestas y contradictorias. Y la Universidad es Institución.

  1. ¿Qué crees que aporta la Educación Social, que no aporte otro tipo de profesiones?

La carrera de “educación social” es una carrera-estafa, por lo tanto no se aprende una profesión, es la gran diferencia de otras carreras. Lo que puede aportar es la “placa de policía”, que te concede un estatus de poder; me facilita el acceso a las cárceles, a los centros de menores, puedo hacer informes para un juicio, para reducir una pena… te da poder. Poder que no tiene ni el juez (que sentencia según informes de trabajadores sociales o educadores sociales), poder que no tiene la policía (meterte en la vida privada de las personas).

  1. ¿Qué diferencias crees que existe entre un Educador Social y un Trabajador Social?

Tal vez uno gestiona la miseria desde la distancia (el trabajador social) y otro desde la cercanía física (el educador, educadora).

  1. ¿Cuáles crees que deberían ser las principales competencias de un Educador social?
  • Entender los intereses de las distintas Instituciones y su Historia (Si esto no se entiende uno es ciego en educación social)
  • La violencia en todas sus formas. El proceso de violentado a violento.
  • Drogas, saberse absolutamente todas las que existen en la realidad y sus efectos.
  • Perspectiva de género.
  • Causas estructurales de la pobreza y la explotación. Si esto no se entiende acabamos pensando que para que un niño no esté en la calle necesita un educador de calle, en vez de que sus padres tengan una jornada laboral de 6 o 8 horas y no de 14.
  • La visión de la realidad del otro, de la otra, del que sufre una situación. Para eso la Universidad tiene que dar voz a personas presas, extoxicómanas, prostitutas, madres afectadas por retiradas de tutela, chicos, chicas extuteladas, refugiados, victimas de… Si la Universidad no les da voz, es que es sorda. Y una Universidad sorda, que no sabe escuchar, difícilmente podrá enseñar nada.
  • Para acceder a la universidad ya sea como alumno/a o profesor/a hay que tener un nivel académico, económico y documental ¿Cómo voy a tratar la exclusión si ya estoy excluyendo al otro, a la otra? Si ya estoy diciendo; tú aquí no tienes espacio. Por lo tanto la Universidad se convierte en una paradoja; trata la exclusión excluyendo. Y por lo tanto ya no es competente para tratar la exclusión. Quien excluye no puede dar lecciones de exclusión.

 

“Pum pum”

pum pum

Se escucha un tiroteo, unos niños se asustan, otras salen corriendo a las ventanas a mirar, las profesoras salen a cerrar las puertas del colegio San Miguel.
Una operación policial contra el tráfico de drogas en frente de la escuela.

El ruido de las balas contra las drogas de fuera del aula contrasta con el silencio educativo en materia de drogas de dentro.

Las niñas miran por la ventana.
Es lo único que escucharán sobre drogas en la escuela; “pum pum”. En toda su escolaridad “pum pum”.

Los niños miran por la ventana.
Aprenderán antes el “teorema de Pitagoras” que el polvo blanco que se les pondrá delante.

“Mañana” nos echarán del local donde damos boxeo a la chavalada del barrio. Boxeo para que no estén en las drogas. Las Instituciones no solo minusvaloran la prevención, sino que la maltratan, la desprecian, la escupen…
La misión se la han entregado a las pistolas y no a los libros. A las balas y no a los bolis. A las cárceles y no a las escuelas. A la policía y no a la sociedad.

Las niñas miran por la ventana.
Luces, detenidos, sirenas…
Después jugarán a polis y narcos en el recreo. Como el “pilla pilla”. “Pum pum”. Como juegan los adultos-niño.
“Pum pum” que matará al camello, al policía, pero que no matará al consumo, a la droga, a la necesidad, al desconocimiento, a la ignorancia…

Incitación al odio

incitacion al odio

No es ya que la policía nacional y municipal anime a los chavales del barrio (menores de edad) a bajar al parque a dar palizas a los chicos del centro de Hortaleza (cometiendo un delito de odio, artículo 510 del código penal) alegando que ellos como policías “indefensos” no pueden hacer nada.

No es ya, que además publican en las redes sociales que los chicos del centro de Hortaleza son drogadictos, violentos, delincuentes… calentando así más el ambiente.

Es que además lo reconocen públicamente, y además se identifican  como policías.

¿¿Por qué??

Porque no pasa absolutamente nada.

Porque los delitos de odio son UNIDIRECCIONALES: se cometen de los de abajo hacia los de arriba (el rapero que critica al rey) pero nunca de los de arriba hacia los de abajo (del policía hacía el niño MENA).